20/10/2021
HomeDESTINOSASIARoca de Sigiriya

Roca de Sigiriya

Sigiriya está situada en el distrito central de Matale, muy cerca de Dambulla. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es una de las paradas imprescindibles en una ruta por Sri Lanka.

 

Una ruta por Sri Lanka: Qué ver en 7 y 8 días [Guía y mapas]

 

Para ver la roca Sigiriya de 200 metros de altura y con las ruinas de un palacio fortificado en lo alto, tienes que pagar una entrada de 30 dólares en efectivo. En nuestro caso fue uno de los lugares incluidos en nuestro tour en privado por Sri Lanka con una agencia local.

 

La roca Sigiriya

 

💡 Antes de visitar Sigiriya puedes encontrar baños, y cuando bajes desfallecido después de la ver la roca, un mercadillo donde comprar algún recuerdo o souvenir.

Si viajas por tu cuenta por Sri Lanka, se ofrecerán guías para visitar Sigiriya, que en principio no tienen una tarifa establecida y aceptan una propina. Eso nos dijeron al menos, aunque no podemos confirmártelo porque nosotros íbamos con un guía privado.

 

La roca Sigiriya

Subida a la Roca Sigiriya, Sri Lanka

 

Lo que si que vimos es que suben y bajan contigo, te van explicando cada lugar de interés y lo que supuso este lugar en la historia de Sri Lanka, más allá de los impresionantes paisajes desde lo alto.

 

La roca Sigiriya

 

Qué ver en Sigiriya

 

En lo alto de la roca de Sigiriya y a sus pies, verás las ruinas de lo que fue un antiguo palacio, además de la cueva de la Cobra, con varios frescos de mujeres semidesnudas pintados en la piedra.

Además no te podrás perder:

Puerta del León, dos enormes garras de león.

Muro del Espejo, una pared pulida en la que podrás ver antiguas inscripciones que dicen que hacían los que visitaban los frescos de la Cueva de la Cobra.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

 

Historia

 

Según cuenta la historia de Sigiriya, el rey asesinó a su padre para hacerse con el poder. Una historia truculenta, sí, de esas que dan para un guión, pero este de novela:

El rey tuvo un hijo ilegal y otro, el reconocido heredero, mucho más pequeño. El hijo mayor cuando creció, empezó a preguntar a su madre quién era su padre. Cuando ésta le informó de que llevaba sangre real en las venas, fue a reclamar al rey su posición y parte de sus riquezas. Ante la negación del rey, el supuesto heredero le asesinó y se hizo con el poder a la fuerza. Se convirtió en un rey déspota y lujurioso, dedicado sólo a disfrutar de los placeres de la vida hasta que acabó suicidándose.

Y de aquello, el palacio que hoy aún en ruinas, es un lugar impactante que ver en Sigiriya.

 

La roca Sigiriya

 

💡 Te puede interesar también

 

FOLLOW US ON:
NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.