18/10/2021
HomeEspacio ViajeroIndia por Ana, su experiencia

India por Ana, su experiencia

Viajar a la India solo 10 días hubiera sido misión imposible si no lo hubiéramos hecho con una agencia local. Un país tan grande y con tantas maravillas por visitar, requiere un mes de viaje o un intensivo como hicimos nosotros.

En nuestro viaje recorrimos solo el norte del país, llegando y saliendo de Delhi. Un chófer (se llamaba Sharma y era encantador) nos estaba esperando en el aeropuerto y nos acompañó hasta Jaipur, la primera parada.

La ventaja de viajar por India con una agencia local es que según lo que quieras hacer y tu presupuesto, te buscan las diferentes opciones, el trasporte en el que viajar o dónde dormir. Contar con un chófer te da la opción de decirle qué quieres hacer en todo momento, y él, como es nativo sabe dónde llevarte. Así por ejemplo, cuando nosotros llegamos después de un largo viaje en avión, queríamos darnos un masaje Ayurvédico que para descansar después del vuelo está guay.

Visitamos el fuerte Amber y subimos en elefante al palacio.

En Jaipur me compré un diamante, ya que las piedras preciosas en la Ciudad Rosa son especialmente baratas. Sharma nos llevó a una joyería de fiar en la cual con la compra te proporcionaban un certificado de garantía de la joya.

Agra y la visita imprescindible del Taj Mahal, ya que poco más hay que ver. Es recomendable madrugar para llegar al amanecer que es cuando dicen que adquiere su esplendor con la luz del sol, aunque a nosotros nos llovió horrores. Es lo que tiene viajar en agosto, periodo de monzones.

Gwalior y sus palacios. Orchha, un pueblo pequeño pero con mucho encanto.

Gracias a poder movernos de forma rápida nos fuimos también a Khajuraho.

Llegado este punto, nuestro guía Sharma nos llevó de nuevo al aeropuerto, y nos tuvimos que despedir. Después de 5 días compartiendo con él cada minuto ya era parte de nuestro viaje.

Volamos de Khajuraho a Varanasi. En el aeropuerto otro chófer estaba esperándonos y le contamos cuales eran nuestras prioridades. Montar en canoa por la tarde en el Ganges es un imprescindible en el viaje. Por la noche, a las orillas del Ganges hay rituales, como misas indias con danzas, merece la pena verlo, un rato al menos.

 

 

A la mañana siguiente montamos de nuevo en canoa por el Ganges. A la hora del amanecer dicen que el río tiene un color especial, aunque a nosotros nos pilló el día nublado y la luz no era tan maravillosa, pero mereció la pena.

Nuestra visita por Varanasi llegaba a su fin y de nuevo nos dejaron en el aeropuerto. No perdimos ni un minuto, menuda ventaja contar con un chófer a tu disposición.

Llegamos de noche a Amritsar y pateamos el pueblo. Fuimos andando hasta el Templo Dorado, un sitio que es mejor verlo por primera vez de noche, ya que con las luces está precioso.

Nuestro viaje llegaba a su fin, y para no perder ni un minuto, el traslado a Delhi fue en tren nocturno. Los trenes son como en España hace 30 años, un viaje en el tiempo.

Ya en Delhi visitamos lo típico: el Fuerte Rojo, Jama Masjid (la mezquita más grande de la India), el Museo Nacional de Gandhi, la tumba de Gandhi, el museo de Indira Gandhi, Qutab Minar, etc. Nosotros decidíamos donde queríamos ir, y sin perder tiempo en traslados nuestro chofer nos llevaba.

Por desgracia nuestro viaje llegaba a su fin y por última vez nos montamos en nuestro coche y nos dejaron en el aeropuerto. Todo estuvo organizado con tiempo y con comunicación vía email en español donde íbamos ajustando destinos y presupuesto.

El tour estuvo en todo momento adaptado a los lugares que nosotros queríamos visitar, totalmente personalizado, mejor imposible. Los choferes eran encantadores y los hoteles estaban genial. Una pena no parar más en ellos para poder disfrutarlos. Todos ellos con desayuno incluido. Estando en Jaipur, el dueño de la agencia nos invitó a su casa para que allí hiciéramos el pago de forma cómoda. Nos juntó con otras personas que estaban realizando el viaje con su empresa y nos invitó a cenar a un restaurante que él regentaba. Más hospitalario imposible.

El precio fue lo mejor. Un viaje totalmente personalizado, con todos los trasportes: coche con aire acondicionado, vuelos internos y tren incluido e incluso el trayecto en elefante de Jaipur y las canoas en Varanasi, más los hoteles durante 10 días por solo 750 euros»

 

¿Te ha gustado esta experiencia? ¿Te gustaría compartir las tuyas? PORQUE COMPARTIR TU VIAJE ES VOLVER A VIAJAR.

 

FOLLOW US ON:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.