20 Nov 2017
HomeAsiaAlquilar un barco para conocer al dragón de Komodo y las maravillas de Flores

Alquilar un barco para conocer al dragón de Komodo y las maravillas de Flores

Plantearte ir a ver al dragón de Komodo en su hábitat natural puede parecerte la mar de peligroso cuando lees que es el lagarto más grande del mundo, entre 2 o 3 metros de largo y 70 kilos de peso lo definen según la Wikipedia, y que junto a sus medidas añaden algunos adjetivos como salvaje, depredador y temible. Después de leer que se alimenta de carroña aunque también es famoso por las emboscadas a sus presas, te haces una imagen muy poco agradable del pobre animalico.

Pero hay muchos otros datos que sigues leyendo en la Wikipedia y que te resultan curiosos de este animal de orígenes prehistóricos y hoy en peligro de extinción en estado salvaje: algunos como que se estudió por primera vez por científicos occidentales en 1910, hace casi nada como quien dice, o que las hembras pueden llegar a poner huevos en ausencia de machos.
La cosa es que después de leer un poco más sobre las maravillosas islas de Flores entre la que está la de Komodo, declarada Parque Nacional para proteger al dragón, hace que te decidas a marcarlo como próximo destino.

komodo e islas de Flores en Indonesia

Cómo ir a ver al dragón de Komodo por tu cuenta

Para ir al Parque Nacional de Komodo puedes reservar la excursión en el hotel en el que te alojes, pero nosotros quisimos vivir la experiencia más completa, alquilando un barco en privado, con comidas y bebidas incluidas para los dos solos, durante dos días, y durmiendo una noche a bordo.

Barco hacia Komodo

Barco que alquilamos para recorrer Flores

Barco por la isla de Flores en Indonesia

De esta manera recorrimos el archipiélago de Flores haciendo snorkel por la zona con paradas en varias islas paradisíacas  y visitando al famoso dragón.

Kanawa Island en las islas de Flores, en Indonesia

Kanawa Island, el paraiso para hacer snorkel

Contactamos con una agencia local y como el precio que nos ofrecieron nos pareció genial, no dudamos ni un momento, te lo recomendamos totalmente, y si te interesa la opción, te dejamos toda la info aquí .

Durante los dos días estuvimos de isla en isla haciendo paradas para nadar entre mantas, en playas repletas de estrellas de mar o totalmente desiertas viendo peces de todo tipo a sólo unas brazadas de la orilla.

snorkel en las Islas de Flores, en Indonesia

Manta point en las Islas de Flores hacia Komodo, en Indonesia

Manta point, donde nadamos con mantas de 3 metros

Una autentica maravilla.

En cuanto al Dragón, nos contaron que en realidad se encuentra en 4 islas, pero donde se puede visitar es en dos de ellas: Rinca y Komodo.
Hay rutas en barco para visitar las dos, pero nosotros elegimos hacerlo sólo en el Parque Nacional de Komodo, donde nos dijeron que los lagartos eran de mayor tamaño y se podía ver con más facilidad, porque al estar en su hábitat natural lo de encontrarlos o no, dependía de la suerte.

Entrada al Parque Nacional de Komodo

Entrada al parque nacional de Komodo

Entrada al P. N. de Komodo

Para entrar al Parque Nacional tienes que pagar la entrada al desembarcar. En nuestro caso el guía del barco nos acompañó hasta la caseta donde sacar los tickets. Allí nos indicaron que había que hacer un trekking junto con un ranger para poder acercarnos a donde se encuentran los dragones, pero en realidad es un camino de lo más sencillo, de unos 15 minutos, hasta encontrarlos.

walking trail komodo island.

Atentos a las explicaciones del ranger

Recomendación: mejor que lleves zapato cerrado porque a parte de dragones puedes encontrarte con alguna serpiente por el camino, según nos dijo el guía. Y lleva agua, que lo normal es que entre la humedad y el calor la agradezcas.
Al pagar la entrada, te asignan un guía. Te acompaña armado con un gran palo largo de madera para protegerte por si te encuentras al peligroso animal, que como está en su hábitat natural puede ser tan temible como tú leíste. La cosa es que algo empieza a hacerte levantar la ceja, cuando ves que el buen hombre va tan tranquilo, dándote palique sobre el Madrid y el Barsa (tema de conversación mundial en los lugares más recónditos del planeta en cuanto comentas que eres español), y andando con paso decidido a encontrarse con el animalito, sin que parezca que éste vaya a ser tan fiero como tú has imaginado. De hecho, más tarde, rebobinando en tu mente esos momentos, ves claro que el guía tenía más que claro dónde estaba el famoso lagarto, que no íbamos a la aventura. Y justo. Donde nos dijo que lo veríamos, justo justo ahí, está el dragón, dormido como un tronco. Con poca pinta de fiero animal.

Al empezar la ruta te indican que te llevan a la primera parada, y si allí no los ves, se sigue, pero si no, ya volvemos. Y nada mas llegar a la primera parada, qué curioso que pareciera que nos estuviera esperando… Sin sorpresas. En ese momento intuyes que no encontrarlo es lo que hubiese sido sorpresa, más bien.

Dragón de Komodo en Indonesia

El dragón de Komodo a solo 3 metros

En teoría no te puedes acercar por si te da un golpe con la cola, y no se les puede tocar porque si te muerde, el veneno que tiene es mortal y morirías irremediablemente a los 5 días. Eso te lo dejan muy claro al llegar. Pero sospechas que esa es la teoría para los extranjeros que venimos de lejos, porque el lagarto que tú estás viendo está más acostumbrado a que le hagan fotos que Ana Obregón en sus posados veraniegos, y ni se menea aunque le pongas la cámara en las narices que poco más menos es lo que hacen los guías del parque con las cámaras de los turistas. Un circo de dragones amaestrados.

dragon de Komodo en Indonesia
Y la escena se repite cada vez que ves uno. Es decir, cada vez que el guía te lleva direct@ a donde está el siguiente, que como mucho se echa a andar con pereza cuando el guía le provoca.
Conclusión: Si os somos honestos, la experiencia del barco no la cambiaríamos por nada y la recomendamos con todas nuestras fuerzas, pero la de ver al “dragón” fue bastante decepcionante. Advertimos. Es nuestra humilde opinión viajera y puede que tu experiencia sea otra, pero nosotros te la contamos tal cual la vivimos: si quieres ver al animalito prehistórico tendrás que venir a Komodo que es su hábitat natural, pero si esperas verle en estado salvaje, mejor que desistas o tengas más suerte que la nuestra, porque al lagarto sólo le faltaba la corbata para ser el lagarto Juancho 😂

Más información para tu viaje

 

Organiza tu viaje

Esperamos que esta información te sea útil. Si te ha molado o quieres comentarnos algo, déjanos tu comentario abajo, que siempre nos hace ilusión saber que estás ahí.
Y si te falta tiempo para organizar tu próximo viaje o necesitas ayuda ¡Escríbenos!

Te explicamos cómo funcionamos 

Como hay mil experiencias más para compartir… búscanos en las redes sociales y puedes seguir todos nuestros viajes y escapadas al día, con más recomendaciones en cada una de ellas.

¡Te esperamos!

Print Friendly, PDF & Email
Córdoba en 3 días
Kelimutu. Un viaje a

organizotuviaje.com@gmail.com

NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT