24 Jun 2017
HomeÁfricaLa Piscina del Diablo de las Cataratas Victoria

La Piscina del Diablo de las Cataratas Victoria

The Devil’s Pool, la Piscina del Diablo, es una pequeña piscina natural en el río Zambeze que se ha formado justo en el borde del precipicio de las mismas Cataratas Victoria. Alucinante!!!

Aquí tienes el vídeo de una de las experiencias viajeras más increíbles que hemos vivido:

Fue descubierta por los pescadores de la zona, y hoy por hoy es una de las cosas que no deberías perderte si vas a conocer las Cataratas Victoria. Nosotros estuvimos allí durante nuestra vuelta al mundo en 35 días y fue uno de los lugares más increíbles que conocimos en todo el viaje. Te la recomendamos. En mayúsculas.

¿Dónde está la Piscina del Diablo?

En las Cataratas Victoria por la parte de Zambia, dónde se encuentra la caída de agua con más de 100 metros de altura.

¿Cómo se puede ir a la Piscina del Diablo?

Si quieres vivir esta experiencia, sólo es posible hacerlo en la temporada seca, es decir, entre Septiembre/Octubre y Diciembre, así evitamos que la fuerza del agua nos arrastre.

Es necesario reservar previamente porque es una excursión que no se puede hacer por libre. Nosotros lo reservamos con varios meses de antelación con la empresa Livinsgtone Island, la agencia que lo gestiona y que te lleva hasta allí.
Nuestra recomendación es que lo hagas así, reservando con antelación (aunque no se paga hasta unos días antes) para no quedarte con las ganas y quedarte sin plaza.

También puedes reservar directamente al llegar al pueblo de Cataratas Victoria, ya que vimos agencias que ofrecían la excursión, pero más cara, sumando su comisión. Aunque dudamos de que hubiera plazas libres, el acceso es muy limitado.

Si necesitas ayuda para organizarlo, ésto, o cualquier otra parte del viaje, contacta con nosotros

¿Como llegar hasta la Piscina del Diablo?

Desde Zambia

Si estás en Livingstone (Zambia) simplemente tienes que coger un taxi hasta el Hotel Royal Livingstone que es donde está la empresa que gestiona todo, y desde donde sale la barca que te lleva hacia la Piscina del Diablo. Un buen precio para negociar el taxi desde Livingstone son 5- 6 dólares.

Si aún no tienes hotel, puedes reservar aquí: Hoteles en Livingstone

P.d: si vas a reservar a través de Booking, y lo haces en cualquiera de los enlaces que lleva ésta crónica u otra, te ayudamos a organizar tu viaje por libre igual que lo hicimos para nosotros. A ti no te cuesta más, y de esta forma nos ayudas a seguir añadiendo recomendaciones para viajar por tu cuenta por todo el mundo.

Desde Zimbabwe

Si vas a visitar las Cataratas, lo más probable es que estés alojado en Zimbabwe, en el turístico “pueblo” de Victoria Falls. Y ponemos comillas en lo de pueblo, porque realmente son dos calles con algunas tiendas, restaurantes y los hoteles para alojar a la gente que viene a las Cataratas.

Si aún no tienes hotel, puedes reservar aquí: Hoteles en Victoria Falls

Nosotros estuvimos en el N1 Hotel & Campsite Victoria Falls que es de los más baratos de la zona, limpio y muy cerca de las cataratas, teniendo en cuenta que tampoco es que haya grandes distancias porque el pueblo son dos calles, ja,ja.

Una vez cruzada la frontera y estando ya en Zambia, para ir a la piscina del Diablo te recogen en el The Royal Livingstone. Es un hotel a orillas del río Zambeze, en el Parque Nacional Mosi-Oa-Tunya, que tiene acceso privado a las Cataratas y desde cuyo embarcadero salen las lanchas a la piscina.

Una vez que llegas al hotel, pregunta en recepción dónde dirigirte para hacer la excursión. Te remitirán al embarcadero, y allí está la gente de la empresa, que te dará a firmar con tus datos la confirmación de la salida.

Se hacen grupos de unas 6-8 personas, y desde el embarcadero del hotel se monta en una barca a motor para llevarte hasta el tramo de tierra que hay antes de la caída de agua de la catarata principal. Allí tienes un pequeño espacio donde cambiarte de ropa si quieres, y ponerte el bañador si no lo llevas puesto. Ten en cuenta que estás dentro del espacio de un hotel de lujo y aunque estás en plena naturaleza, tienen acondicionado un cambiador, un baño y una pequeña carpa con un lunch para la vuelta, en plan peli “Memorias de África”.

Lo que más miedo nos daba antes de ir, era el trayecto hasta el borde de la catarata. La verdad es que llegar hasta allí es bastante más sencillo de lo que pensábamos.


La barca te lleva desde el embarcadero del hotel hasta la isla, y desde allí tienes que andar y casi nadar un pequeño tramo, agarrad@s a una cuerda y siguiendo las indicaciones del guía. Atraviesas, ya dentro del agua, la parte del río que te lleva hasta la caída de la catarata y la Piscina del Diablo. En ese tramo puedes ir nadando sin problemas y la corriente no es fuerte. No al menos a finales de Septiembre, cuando nosotros estuvimos, pero si te sientes más segur@, en todo momento puedes ir andando, tocando fondo.
Recomendación: si quieres tener el pie cubierto bajo el agua y no pisar piedras y rocas, lleva chanclas que agarren bien.
Cuando llegas a la zona rocosa más próxima a la Piscina del Diablo, te deslizas hasta que estés dentro del río, sin tirarte, algo que no está permitido, y sólo hacen los guías. Lo decimos porque vimos algún vídeo en Youtube de gente tirándose y pensábamos que teníamos que hacerlo, pero la bajada a la piscina es bastante más prudente.
Que no te de miedo este punto, porque además hay tres guías que te acompañan en todo momento y da más vértigo desde fuera, que el que se siente una vez dentro de la temida Piscina del Diablo.

No sabemos decirte el tiempo que se está dentro, porque se disfruta tanto que se pasa volando.

Y al terminar, si ya la experiencia te parecía poco, te dan una toalla para secarte y un lunch de lo mas pijotero en una tienda con mesa y sillas para que ya, sin duda, puedas sumar estas horas a la lista de las mejores de tu vida.

Si te animas a vivir esta experiencia tú también y necesitas asesoramiento, escríbenos que te ayudamos a organizarlo todo.

Esperamos que esta información te sea útil y si te mola o quieres preguntarnos algo, ¡déjanos abajo tu comentario!

Excursiones que te pueden interesar en Cataratas Victoria

Esperamos que esta información te sea útil y te falta tiempo para organizar tu próximo viaje o necesitas ayuda,  ¡Escríbenos!

Te explicamos cómo funcionamos 

Y como hay mil experiencias más para compartir… si quieres búscanos en las redes sociales y puedes seguir todos nuestros viajes y escapadas, con más recomendaciones en cada una de ellas. ¡Te esperamos!!
A ORGANIZO TU VIAJE
Vídeo "Vuelta al Mu

organizotuviaje.com@gmail.com

8 COMMENTS
  • Uy!!! no se yo si me iba a atraber a ponerme en el borde de ese precipicio con agua, que uno es de secano y el río de mi pueblo casi va sin agua.
    Como siempre muy bien explicado y sencillo, cosa que valoro mucho en la lectura de blogs de viajes.
    Un abrazo pareja

    • Joseba Montes / 07/04/2017

      Abilio, la experiencia es única!! Al principio íbamos expectantes,pero no hay riesgo si lo haces en época seca. Es algo que hay que vivir, recomendable 100%.

  • Marisol & Alberto / 15/04/2017

    Muy buena opción para cuando vayamos a las Cataratas Victoria, ¡debe ser toda una experiencia! Gracias por la exponer la idea en vuestra entrada.

  • Maribel / 26/04/2017

    Hola! Cuando lo hicieron y se acuerdan el precio de la excursio?

    • Joseba Montes / 26/04/2017

      Hola Maribel, estuvimos en Septiembre y el coste fue de 98$. Es caro, pero es una experiencia increíble!!

  • Rebeca - Viajeros 3.0 / 02/05/2017

    Guauuuuu. Aquí la cagueta al habla. No se yo si me atrevería a nadar hasta el borde ….. jejeje. En serio, parece una experiencia de esas que no se olvidan. Yo sólo con ver fotos de la catarata se me hace la boca agua. Algún día os preguntaré muchas cositas sobre la zona.

    Un besito pareja

LEAVE A COMMENT