23 Jun 2017
HomeAsiaIndia con una agencia local

India con una agencia local

Lo de viajar a la India lo tenemos en el listado de “pendientes”, pero aunque no hemos tenido la suerte de hacerlo nosotros (todavía….), sí que hemos ayudado a organizar viajes a la India, y todo el mundo ha venido alucinad@ con la experiencia.

Tenemos contacto con una agencia local muy seria y con gran experiencia, que ofrece vehículos con chófer para llevarte donde tú quieras, tanto en la India como por Nepal. Lo que más nos gusta es que te ofrecen el viaje a medida, como estamos acostumbrados a viajar nosotros, adaptándose a cada presupuesto. Vamos, que no os recomendamos a cualquiera!!! 😉 Tu mism@ puedes diseñar tu itinerario, aunque ellos te recomiendan las mejores opciones para que resulte lo mejor y más cómodo posible, incluyendo hoteles suuuper chulos y con todo que necesitas, para que el viaje sea inolvidable.

Redoble de tambores… aquí tenéis la experiencia de estos 2 viajeros que hicieron el viaje por India. Ana y Alberto nos pasaron las crónicas de sus viajes, con el asesoramiento gratuito de organizotuviaje.com 😉 Y cuando quieras, te echamos una mano a ti 😉

Si quieres ser el siguiente, os ponemos en contacto con esta agencia local. Pincha aquí y envíanos un email con tu nombre y whatsapp, y se lo pasamos a la agencia local para que se pongan en contacto contigo y cerrar la reserva.

Experiencia de nuestra viajera, ANA

Viajar a la India solo 10 días hubiera sido misión imposible si no hubiéramos viajado con una agencia local. Un país tan grande y con tan tantas maravillas por visitar requiere o un mes de viaje o un intensivo como hicimos nosotros.

En nuestro viaje recorrimos solo el norte del país, llegando y saliendo de Delhi. En el aeropuerto un chófer estaba esperándonos y nos acompañó hasta Jaipur. Se llamaba Sharma y era encantador.

La ventaja de viajar con una agencia local es que según lo que quieras hacer y tu presupuesto te buscan diferentes opciones para hacer, el trasporte en el que viajar o dónde dormir.

Contar con un chófer te da la opción de decirle qué quieres hacer en todo momento y él, como es nativo sabe dónde llevarte. Así por ejemplo cuando nosotros llegamos, después de un largo viaje en avión queríamos un masaje Ayurvredico. Os lo aconsejo. Para descansar del vuelo está guay.

Al día siguiente visitamos Amber: Subimos en elefante al palacio. Según subes en elefante te hacen fotos por todos los lados que luego te venden en el palacio, baratas, pero regatead. TODO.

Como cuando llegamos no vimos Jaipur “la ciudad rosa”, la paseamos por la tarde. Allí yo me compré un diamante, las piedras preciosas en Jaipur son especialmente baratas. Sharma nos llevó a una joyería de fiar en la cual con la compra te proporcionaban un certificado de garantía de la joya.

En coche nos fuimos a Agra, allí está la visita imprescindible al Taj Mahal, poco más hay que ver. Es recomendable madrugar para llegar al amanecer que es cuando dicen que adquiere su esplendor con la luz del sol, aunque a nosotros nos llovió horrores. Es lo que tiene viajar en agosto, periodo de monzones.

Al día siguiente  fuimos de Agra a Gwalior. Allí visitamos un conjunto de palacios. Luego fuimos a Orchha que es un pueblo pequeño pero con mucho encanto. Nosotros vimos el palacio y un espectáculo de luces y sonido.

Gracias a poder movernos de forma rápida nos fuimos a Khajuraho. Hay 2 bloques de templos, los principales cuestan 250Rs y está formado por 4 templos. Es mucho mejor contratar un guía, nosotros lo hicimos por 350Rs por 2h, y encima hablaba español.

Llegado este punto Sharma nos llevó de nuevo al aeropuerto, y nos tuvimos que despedir. Después de 5 días compartiendo con él cada minuto ya era parte de nuestro viaje.

Volamos de Khajuraho a Varanasi. En el aeropuerto otro chófer estaba esperándonos y le contamos cuales eran nuestras prioridades allí. Montar en canoa por la tarde en el Ganges es un imprescindible en el viaje. Por la noche, a las orillas del Ganges hay rituales, como misas indias con danzas, merece la pena verlo, un rato al menos.

A la mañana siguiente montamos de nuevo en canoa por el Ganges. A la hora del amananecer dicen que el río tiene un color especial, a nosotros nos pilló el día nublado y la luz no era tan maravillosa pero mereció la pena.

Nuestra visita por Varanassi llegaba a su fin y de nuevo nos dejaron en el aeropuerto. No perdimos ni un minuto, menuda ventaja contar con un chófer a tu disposición.

Llegamos de noche a Amritsar y pateamos el pueblo. Fuimos andando hasta el Templo Dorado: Mejor verlo por primera vez de noche, con las luces está precioso. Allí los turistas llaman mucho la atención. Tenéis que llevar un pañuelo. En la puerta hay muchos, pero es mejor si os lleváis el vuestro. Este fue posiblemente uno de los destinos más impresionantes de todo el trayecto. 100% recomendable.

Nuestro viaje llegaba a su fin y para no perder ni un minuto el traslado de nuevo a Delhi fue nocturno y en tren. Los trenes son como aquí hace 30 años, fue como un viaje en el tiempo.

En Delhi visitamos lo típico: el fuerte rojo, Jama Masjid (la mezquita más grande de la India), el museo nacional de Gandhi, la tumba de Gandhi, el museo de Indira Gandhi, mausoleos varios, Qutab Minar, etc. Nosotros decidíamos donde queríamos ir y sin perder tiempo en traslados nuestro chofer nos llevaba.

Por desgracia nuestro viaje llegaba a su fin y por última vez nos montamos en nuestro coche y nos dejaron en el aeropuerto.

Todo estuvo organizado con tiempo y con comunicación vía email en español donde íbamos ajustando destinos y presupuesto.

El tour estuvo en todo momento adaptado a los lugares que nosotros queríamos visitar, totalmente personalizado, mejor imposible. Los chofers eran encantadores y los hoteles estaban genial. Una pena no parar más en ellos para poder disfrutarlos. Todos ellos con desayuno incluido. Estando en Jaipur, el dueño de la agencia nos invitó a su casa para que allí hiciéramos el pago de forma cómoda. Nos juntó con otras personas que estaban realizando el viaje con su empresa y nos invitó a cenar a un restaurante que él regentaba. Más hospitalario imposible.

El precio fue lo mejor: un viaje totalmente personalizado, con todos los trasportes: coche con aire acondicionado, vuelos internos y tren incluido e incluso el trayecto en elefante de Jaipur y las canoas en Vanarasi, más los hoteles durante 10 días por solo 750€!!!!!”

india

 

Experiencia de nuestro viajero, ALBERTO

“La India es de esos viajes que nunca sabes del todo si vas a poder hacer. Hacía años que había escuchado que cuando viajando ya nada te sorprende, la India es un destino que resulta aún cargado de magia.

Llegar cansado no es una opción, simplemente ocurre. Un coche antiguo, pequeño y a pesar de todo muy bonito nos vino a recibir. Conducir en la India es una nueva forma de sentir miedo. A pesar de la pericia del conductor cada vez que quedaba dormido en esos 2.000 km que hicimos en el coche sentía el inminente impacto en unos metros… un camión, un rebaño, una bicicleta, la carretera ocupada de escolares a la salida del colegio o una simple vaca eran ajustados a centímetros sin impactar. Desde entonces creo haber vivido una experiencia de libertad basada en una conducción menos normativa. Aún asi me quedo con nuestras normas. He de reconocer que cuando volví a Barajas casi beso el suelo. La India no me parece un lugar para ser feliz… aunque alli parece que no se vive igual. Es pues el viaje interior, una vez mas, el reto a superar. Salir de una ciudad rosa para subir por una ladera montado en un elefante de colores hasta un palacio marajá en el que puedes ver las dependencias de su harén y al volver entar en un bunker en una vieja casa donde se pulen diamantes es algo que ocurrió un dia de viaje cualquiera.

En el recuerdo es donde ahora viajo, viajar en esos recuerdos: ver quemar sus muertos en la orilla del Ganges, hacerme mi primer y único traje a medida, perderme comprando tintes en un mercado al aire libre, tatuarme con gena en la casa del guía, recibir un masaje ayurveda, comer muy picante, entrar en un templo de oro sobre un lago, estar rodeado de monos dioses o sentarse junto a una cobra a verla bailar al son de la flauta son solo.palabras que no pueden contener las emociones sentidas en esos instantes. Tal vez si, tal vez sea de esos viajes inolvidables, como las blancas sonrisas de sus gentes”.

india

FOLLOW US ON:
Un viaje a París co
India con una agenci

organizotuviaje.com@gmail.com

NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.