21 Nov 2017
HomeEuropaQué hacer en Milán en 1 o 2 días

Qué hacer en Milán en 1 o 2 días

 

7 imprescindibles que no te puedes perder en Milán

1-Tomar el aperitivo

Para empezar, cuando os digan que si quedáis a tomar el aperitivo en Italia, olvidaros del concepto que tenemos en España, porque la idea cambia. El aperitivo italiano consiste en tomar algo por las tardes (normalmente de 6  a 10 de la noche): tú pagas la bebida a un precio único, entre 7 y 10 euros, independientemente de que sea un combinado, un cóctel, una cerveza…  y los bares tienen preparada una mesa de comida donde puedes coger todo lo que quieras, estilo tapas, pero buffet con comida italiana.

Lo de tomar el aperitivo en el Navigli es una recomendación a la que ponemos cinco estrellas, de esas que no vienen en las guías de viaje. Una de las cosas que más nos gustaron de Milán. Y mira que la ciudad es chula…

milan

El aperitivo lo encontrareis en toda Italia, pero de ruta por el país, el lugar donde más nos gustó a nosotros fue en la zona del Navigli milanés. Dos canales que se conservan de antaño maricastaño (dato exacto, exacto) cuando la ciudad era navegable y un montón de canales la atravesaban. Hoy sólo quedan dos, el Navigli Grande y el Navigli Pavese, zona de moda y de marcha milanesa donde tomar algo por la tarde en cualquiera de los bares, pubs y terrazas que los abarrotan. Y podéis hasta elegir el que más os guste, aunque os recomendamos visitar lo dos: en el Navigli Grande el ambiente es más tranquilo, con menos gente que en el Pavese, donde la edad baja y el jaleo sube.

milan

La cosa es dar una vueltilla por los canales y ver cuál te gusta más para parar a tomar algo tranquilamente y cenar con unas vistas geniales. Un inventazo.

2-No hacer ni caso a los que dicen que Milán se ve en un día

Errror!!! De los errores se aprende y cuando es de los de otros, hasta mejor. La cosa es que nosotros cuando planeamos el viaje hicimos caso a la idea un poco general de que en una ruta por Italia no era necesario parar más de un día en Milán porque aparte de la Catedral y las galerías de Víctor Manuel (que encima están a lado) poco más había que ver o hacer.

Pues desmentimos: Un día se nos quedó corto. La ciudad nos encantó, y para visitarla tranquilamente sin pegarse el palizón que nos pegamos nosotros, para poder ver todo y disfrutar un poco más, hacen falta al menos dos días o tres. Una escapada perfecta para un fin de semana largo 😉

3-Subir a la terraza del Duomo

Ver la plaza de la Catedral es lo típico, típico si vas a Milán. Pero pasear por la terraza es algo que OS RECOMENDAMOS, así en mayúsculas, para hacer de la visita algo especial.

Se puede reservar desde casa con audioguía y todo, para evitar tener que estar pendiente una  vez que llegues allí. Aquí va el enlace.

milan

Para subir tenéis el acceso por la puerta lateral del Duomo, y tranquilos, que lo más seguro es que la reconozcáis rápido solo por la cola de gente que haya allí montada, lo peor de todo esto. Nosotros fuimos temprano, a las 9:30 de la mañana y entramos directos, sin apenas creernos que nos hubiésemos librado de la espera. Olvidándose de lo pronto que es, si tenéis intención de subir en época de mucho turismo, es la hora perfecta, porque ese mismo día cuando bajamos, había ya una montada…

Otra cosa que os puede hacer dudar si merece la pena subir, a parte de las colas, es el día que haga. Nosotros también dudamos porque estaba lloviendo, pero aunque el clima del día que vayáis no sea el ideal, no dudéis, de verdad. A nuestro parecer, andar sobre la cima de la Catedral de Milán, entre los pináculos y las gárgolas, compensa el frío o el calor que podáis pasar. Es una auténtica maravilla que ni la lluvia estropea. Eso sí, a ser posible acordaros de poneros calzado con suela de goma porque arriba todo el suelo es de mármol y llevar zapatos o sandalias, puede hacer la visita mucho menos agradable, pendiente de agarrarte a todo como una lapa para no pegártela con un resbalón tonto.

Y la última recomendación: se puede subir andando o en ascensor, pero si no tenéis necesidad de ello, para nosotros no merece la pena la segunda opción porque la subida a pie es muy llevadera, más barata y más rápida  que esperar oootra cola para coger el ascensor.

4-Tomar algo en la cafetería de la Rinascente

Si después de la visita a la terraza de la Catedral os habéis quedado con ganas de más, o si no habéis llegado a subir, otra de las vistas chulas de la plaza del Duomo es la que tenéis desde la cafetería de las galerías Rinascente (el centro comercial que hay justo enfrente).

milan

Leímos que también allí sirven el aperitivo, pero no podemos confirmar por experiencia propia. Lo dejamos pendiente para la próxima vez que vayamos 😉

5-Ver los escaparates de las Galerías Victor Manuel

Y decimos ver, porque encontrareis todas las tiendas de alta costura que hay en el mercado: Louis Vuitton, Versace, Prada… y joyerías con precios que no sabemos reconocer. Y no sabemos si os pasa como a nosotros, pero cuando vemos esos precios, solo los traducimos al peazo viaje que te puedes hacer en vez de comprar un pañuelo para el cuello, en cualquiera de esas tiendas. ¿Será que estamos un poco enfermos u os pasa a vosotr@s lo mismo?

milan

Fuera de los escaparates de las grandes marcas, las galerías son una preciosidad, con sus techos acristalados y los suelos de mármol de colores.

Y si andas falt@ de buena suerte, dice la leyenda que un poquito será para ti si pones el pie sobre los testículos del toro de Torino y das tres giros sobre ese pie. No sabemos deciros si trae suerte o no, pero que el pobre toro tiene un agujero marcado en el suelo de tantas vueltas, sí os lo aseguramos!

6-Pasear la ciudad

Para recorrer el centro de Milán no hace falta coger transporte público, podéis pasearla tranquilamente, tomando como referencia la famosa Catedral, y desde allí llegar a los puntos más importantes de la ciudad.

milan

Una aplicación del móvil que usamos bastante esos días fue ULMON (city maps 2go). La podéis descargar en casa y señalizar los puntos que queréis ver antes de ir, y una vez allí utilizarla de mapa sin necesidad de tener datos, con la información que os da de cada sitio. Aunque nos fue muy cómoda y práctica, y por eso os la recomendamos, la verdad es que donde esté el mapa de toda la vida…¿O no?

Aquí va la ruta que nosotros hicimos andando, para ver lo más representativo de la ciudad. Como decimos siempre, no es la única, ni la mejor, pero sí la nuestra  😉

La Scala de Milán

Una vez que salís de las Galerías Víctor Manuel os encontrareis con una plaza donde está la famosa Ópera de Milán, pero por fuera no llama nada la atención. Para poder disfrutarlo hace falta pagar la entrada. Opcion de visita guiada en español, puedes reservar aquí.

Plaza Mercati en Milán

Saliendo de nuevo a la plaza del Duomo y dejándola atrás, encontrareis esta plaza, donde se concentraba toda la vida comercial y gubernamental del Milán de la Edad Media. Una preciosidad para sentarse a disfrutar un ratito.

Castillo Sforzesco

Al salir de la Plaza Mercati, tirando por la calle en sentido contrario al Duomo, siguiendo todo recto, os encontrareis con este castillo, con entrada gratuita, donde volver años atrás, sin semáforos, aceras ni escaparates. Si hace bueno, parar a descansar en sus jardines antes de seguir con la ruta, es una idea de las de aplauso. Nos encantó.

Basílica de San Ambrosio

Una placita tranquila, con una de las iglesias más antiguas de Milan, donde vas a encontrar un momento de paz total. Sencilla, pero preciosa. Os la recomendamos también.

7-Plantearse en serio si quieres ver la Última Cena de Leonardo Da Vinci

Vale que es una obra de arte, vale que es archiconocida (y más después del libro del Código Da Vinci) pero para poder visitar el Cenáculo Vinciano que llaman, y entrar a ver el fresco de “La ultima cena”, hace falta reservar y pagar la entrada con muchísima antelación y cuando fuimos a hacerlo ya no fue posible. Leímos que era visita obligada en Milán, pero hemos de decir que nosotros nos volvimos sin verlo. Para otra ocasión. Es una opinión personal, pero en muchos museos y ante obras de arte patrimonio de la humanidad vemos que a mucha gente lo que realmente le importa es hacerse la foto más que disfrutar de ella, así que si es vuestro caso, igual un paseo por la ciudad os resulta más didáctico y entretenido. Por mucho que digan que es visita obligada a la ciudad.

Si no te lo quieres perder, tienes la opción de contratar una visita guiada en español por Milán incluyendo la Última Cena de Da Vinci, con entradas incluidas. Puedes reservar aquí.

¿¿Nos falta algo??

¡Ah sí! Los enlaces que nosotros utilizamos para viajar por nuestra cuenta a Milán, para reservarlo todo desde casa. ¡Ahí van!

Visitas guiadas en español

Más excursiones y visitas guiadas en español en Milán que os recomendamos por si no os queréis complicar …

  1. Visita guiada del Teatro alla Scala. Os presentamos, una de las óperas más famosas del mundo, visitando el escenario y su museo.
  2. Alpes suizos en el Bernina Express. Recorre en el Bernina Express una de las rutas ferroviarias mas impresionantes del mundo.
  3. Excursión al Lago de Como y Bellagio. En la región de los lagos, navegarás a los pies de los Alpes por el Lago de Como y visitarás Bellagio, un pueblo precioso.

 

Esperamos que esta información te sea útil. Si te ha molado o quieres comentarnos algo, déjanos tu comentario abajo, que siempre nos hace ilusión saber que estás ahí.
Y si te falta tiempo para organizar tu próximo viaje o necesitas ayuda,ya sabes donde nos tienes ¡Escríbenos!

Te explicamos cómo funcionamos 

Como hay mil experiencias más para compartir… búscanos en las redes sociales y puedes seguir todos nuestros viajes y escapadas al día, con más recomendaciones en cada una de ellas.

¡Te esperamos!

Print Friendly, PDF & Email
POST TAGS:
FOLLOW US ON:
Viajar a Marruecos p
A ORGANIZO TU VIAJE

organizotuviaje.com@gmail.com

NO COMMENTS

LEAVE A COMMENT